Transporte

 

Transporte

Transporte

El transporte de la aceituna se realizará a granel, el mismo día que es recolectado, sobre remolque o camión, evitando que alcance gran altura de carga para que no sufra daños en la piel y no comience la oxidación. Este aspecto, con el sistema propuesto por la almazara móvil, se reducirá a un transporte mínimo por la propia finca, y se limitará a remolques de capacidad no muy elevada, ya que será la propia almazara la que se desplaza hasta las dependencias del agricultor, para reducir al máximo la oxidación del fruto.

 

Recepción

Los remolques descargarán las aceitunas sobre una tolva troncopiramidal de entrada colocada sobre el suelo.

Desde la tolva se producirá la caída de la aceituna a una cinta trasnportadora de cinta nervada.

La eficacia en la recepción de aceituna estará muy relacionada con la separación de partidas y con el procesamiento inmediato de las mismas, para evitar el deterioro que se produce si la aceituna se almacena, ya que ningún sistema de almacenamiento de la aceituna, que no entrañe una disminución de la actividad fisiológica y de respiración de la aceituna, evita una evolución desfavorable en cuanto a la calidad del aceite obtenido se refiere.

 

Limpieza

Se dispondrá de un equipo de limpieza y lavado para aceituna capaz de procesar 8.000 – 10.000 Kg/h; dotado, tanto limpiadora como lavadora automática, de motor eléctrico.

En la limpiadora la aceituna caerá en cascada desde la cinta transportadora procedente de la tolva de recepción, y una fuerte contracorriente de aire de un ventilador arrastra parte de las impurezas que acompañan al fruto en el momento de recolección, principalmente hojas y ramillas, que pueden representar entre un 5 y un 10% del peso del fruto y que no son deseables ya que dan excesivo color y sabor a verde al aceite.

Las impurezas son arrastradas por el aire debido a que pesan menos que la aceituna. La máquina limpiadora lleva también una criba vibrante que elimina la tierra y pequeñas piedras que pudiera llevar el fruto.

Una vez desprovisto el fruto de tallos, hojas y tierra se puede optar mediante un by- pass o cinta transportadora por dos opciones:

  • Enviar directamente a la pesadora, para el caso de aceituna muy limpia que no necesite
  • Enviarla a la lavadora, si se necesitara
Lavado y Pesaje

En esta operación se liberará al fruto ya desprovisto de hojas y ramas, de posibles piedras y tierra que puedan arrastar.

Tras la limpieza y, en su caso el lavado, se realiza la toma de muestras y se hace llegar a una tolva báscula en la que se controla su peso y la entrada en fábrica. Una cinta transportadora será la encargada de llevar la aceituna desde la limpiadora- compacta hasta la pesadora.

Mediante la toma de muestras se realizan en el laboratorio los análisis pertinentes para determinar el contenido graso del fruto.

Pin It on Pinterest

Share This